Donar
Visitantes
free counters
Categorias
Noticias Antiguas

Entradas con la etiqueta ‘per kurowski’

¡La Junta de Gobierno!

No hay duda que a corto plazo lo conocido como la oposición deberá identificar su candidato presidencial, para unificar alrededor de esa candidatura las tantas aspiraciones que existen por un urgente cambio de cacique; tal como tampoco hay dudas que al final ocurrirá ese cambio de cacique. Pero la salida del actual cacique, por la manera como éste ha concentrado en su persona todas las bases de poder de su gobierno, resultará traumática para sus entonces desamparados dependientes, tanto para los en Venezuela como los en otros países, por lo que en la transición lo más probable es que harán mesa limpia… o, en su vocabulario, quemarán las sabanas para asegurar que el odiado regreso no tenga nada a que regresar

Read more:
¡La Junta de Gobierno!

¡Entréguenos las semillas!

Hay quienes creen que las resultas petroleras deben ser sembradas por un pequeño grupo de tecnócratas obedeciendo las instrucciones del cacique de turno y de sus caciquillos… y quienes como yo creemos que deben ser sembradas por los ciudadanos. Hay quienes creen que la centralización de las resultas petroleras no interfieren en la democracia… y quienes como yo estamos seguros que cuando esas resultas pasan de cierta magnitud destrozan tan por completo los equilibrios de poder que la imposibilitan. Hay quienes están felices cuando el suyo tiene la chequera con las resultas, por malo que lo esté haciendo, y quienes chillan cuando otro la maneja, no importa cómo… y hay quienes como yo consideramos que a la corta, a la media y a la larga, es irrelevante quién de los quítate-tu-para-ponerme-yo esté de turno. Hay quienes no ven nada malo levantarse todos los días y ver cómo le sacan algo de las resultas petroleras a sus caciques y sus caciquillos de turno… y hay quienes como yo quisiéramos que el país no pierda ni un solo segundo en tal chupa-mediaísmo improductivo. Hay quienes ven como algo normal que el Estado adquiera y reparta millones de computadoras para que aprendan y si lo objetan, objetan el proceso de adquisición, usualmente en términos de ellos saber hacerlo mejor… y hay quienes como yo vemos desperdiciados millones de procesos de selección y adquisición de computadoras, que forman parte del proceso de aprendizaje. Hay quienes ven como algo normal que el Estado, echándosela de responsable, evite que los ciudadanos desperdicien las resultas petroleras, a cuenta de ser estos dizque unos borrachos irresponsables… y hay quienes como yo sostenemos que justamente aquello impide que se reduzca el número de borrachos irresponsables. Hay quienes claman que el Estados les entregue los frutos de la siembra del petróleo… y hay quienes como yo protestamos por cuanto el Estado, por definición, no solo es un muy mal sembrador, sino que además causa muchos daños sembrando. Hay quienes ven normal que un Estado prometa multiplicar las resultas petroleras para que así todos los ciudadanos puedan soñar con tener todas sus necesidades satisfechas… y hay quienes como yo prefiere entregarles un cheque y decirles “no hay más… arréglense”. Hay quienes ante nada ruegan por un gobierno mejor para que le sirva a los ciudadanos… y hay quienes como yo rogamos por tener unos mejores ciudadanos que le puedan servir mejor al país. Reconozco que los dos toletes de país anteriores distan mucho de ser iguales… pero igualito como el sistema comunista fracasó, el sistema de las resultas petroleras centralizadas se ahogará en sus propios fracasos

View post:
¡Entréguenos las semillas!

De CAP y de nuestros caciques

Como diría Ortega y Gasset, todo presidente es un presidente de acuerdo a sus circunstancias. En Venezuela, donde las resultas petroleras son enteramente centralizadas en el Estado, las principales circunstancias de un presidente con aquello hecho cacique, son la abundancia o la escasez de ingresos petroleros. Cuando son abundantes, será un cacique independientemente rico que no requiere de los ciudadanos y que puede financiar todos sus delirios. Cuando son escasos, será un cacique pobre que debe ser más presidente, conversar más con los ciudadanos, e iniciar procesos de fortalecimiento institucional para sobrevivir.

Go here to read the rest:
De CAP y de nuestros caciques

Venezuela amargada

Sin duda que los villancicos no tienen las mismas posibilidades de ataño para alborotar las felicidades navideñas en nuestra Venezuela. Basta ver las tantas caras amargadas que nos rodean por doquier. Encontramos las caras amargadas por las tantas tristes realidades, pero, ante nada, las más amargas de todas, son las de quienes saben que protagonizan una vulgar mentira bufa, y son demasiado débiles y cobardes para salirse.

Originally posted here:
Venezuela amargada

¡Ríndanos cuenta comunistas!

La sociedad civil son aquellos ciudadanos que como civiles activamente buscan influenciar en el futuro de su país o del mundo. Su contraparte, los que ocupan cargos políticos y burocráticos en gobiernos, representaría la “sociedad no-civil”

Link:
¡Ríndanos cuenta comunistas!

¡Sitiados, a sitiar a los sitiadores!

“La humanidad se encuentra en una encrucijada. Una vía lleva a la desesperación y la absoluta falta de esperanza. La otra, a su total extinción.

More:
¡Sitiados, a sitiar a los sitiadores!

De vómitos y Citgo

Cuando quien tiene la responsabilidad de guiar los destinos de la nación, ignora aquello para satisfacer sus ansias de poder, la nación sin duda enfrenta una situación vomitiva. Cuando muchos ciudadanos se irrespetan sometiéndose a la sola voluntad de un cacique, sin duda enfrentamos una situación vomitiva. Cuando Venezuela, como nación, se nos escapa entre los dedos y sabemos que por cada día que pasa les estamos dejando menos y menos de todo excepto problemas a nuestros hijos, vomitamos. Cuando observamos militares cavándole túneles a las fuerzas externas que quisieran ocuparnos, vomitamos. Cuando observamos las políticas económicas que brindan apoyo a otros países a costa del nuestro, vomitamos. Cuando sabemos de tantos compatriotas que han invertido sus últimas reservas de esperanzas en confiar en el cacique de turno, de tanta lástima por ellos vomitamos. Cuando observamos a los zamuros de turno, riéndose, aprovecharse de las bufonadas, de pura rabia vomitamos. Cuando tantos de los ciudadanos, entre los cuales me incluyo, buscamos salidas civilizadas cónsonas con nuestras más profundas convicciones… ¿cómo podemos evitar que haya días que deseamos que algo o alguien nos obliguen a meternos los dedos en la garganta, para vomitarlo todo? Ése día que vomitemos todo… que más nunca volvamos a aceptar el principal origen de lo nauseabundo de todo, lo cual no es otro que la entrega de nuestras resultas petroleras a los intereses cortoplacistas y egoístas de quien tengamos como cacique de turno… así sea éste un clon de Albert Einstein, Madre Teresa y Simón Bolívar.

Read more here:
De vómitos y Citgo

Pdvsa, cuidado con una traición a la patria

Me llegó una copia, en inglés, del prospecto preliminar para la emisión de 3.000 millones de dólares de bonos de Pdvsa para, a tasa de interés del tipo tarjeta de crédito de súper-maula, poder seguir invirtiendo en proyectos y gastos de desarrollo social… hasta que el balance de nuestra pobre Pdvsa aguante… o no aguante.

Link:
Pdvsa, cuidado con una traición a la patria

Una nación de humillados

No es que vayan a sentirse insultados, no los estoy llamando ignorantes, es solo obvio que ustedes los caciques no tienen la menor idea de cómo sembrar el petróleo, así que ahora nos toca a nosotros, los indios, aprender a sembrar. Por supuesto que a unos cuantos de nosotros se nos perderán las semillas, pero por lo menos las habremos comido y bebido sin haber tenido que arrastrarnos ante quien sea el cacique de turno. La verdad sea dicha, actualmente solo somos una nación de súbditos humillados y eso tiene que acabar. Con solo tres integrantes de la reciente electa Asamblea que presenten una ley que obligue al Estado traspasar, vía un fondo, directamente a los venezolanos un porcentaje de las resultas petroleras, basta para comenzar a formalmente identificar quiénes tienen confianza en el pueblo y quiénes solo son otros vulgares quítate-tu-para-ponerme-yo. En 1948 se implementó el 50-50 el “fifty-fifty” con el cual el Estado percibía lo mismo que las empresas de las resultas petroleras; y en 1976 el 0-100, o el “todito para el Estado, su cacique y sus caciquillos”. Dios quiera que en una fecha no demasiado lejana se inicie la transición hasta otro 50-50, ésta vez el 50 para el Estado y el 50 para los ciudadanos. Por supuesto, a la larga, con un 20% para el Estado por administrar la industria le debería bastar y sobrar. Ya veré mi correo electrónico de nuevo inundarse con los chillidos de quienes con eso creen que atento en contra de la fibra moral del venezolano; acusándome de querer convertir a Venezuela en una sociedad de rentistas

Read this article:
Una nación de humillados

¡Mayoría, háganse respetar!

En 2005, después de retirar sus candidaturas para las elecciones parlamentarias, por desconfiar del sistema electoral, y consecuentemente quedar electa, con solo el 25% del voto popular, una Asamblea 100% rojo rojita, la oposición incomprensiblemente aceptó la electa como legitima, cuando lo lógico era considerarla ilegítima y actuar acordemente. Espero que los asambleístas electos entre los que se oponen, o entre quienes no quieren ser lacayos del cacique, y que representan hoy una mayoría del voto popular, ahora no vayan a repetir tal tontería y se vayan a sentar como una minoría en sus curules, para proceder a legitimar lo ilegitimo del pasado, o lo ilegítimo del futuro, sin antes haber por lo menos exigido una cuantas rectificaciones y auditorias previas: Primero: Exigir rectificar el corto-circuito causado por el poder electoral rojo-rojito que resultó en una exagerada discrepancia entre el solo 48% de votos recibido por el cacique de turno en su auto-convocado referendo revocatorio, y una representación del 60% de sus intereses en la Asamblea. Segundo: Auditar detalladamente todos los contratos de endeudamiento público, gravámenes sobre el petróleo y asistencias a países, para que no se nos aparezca mañana un acreedor, un inversionista o un regalado por ahí, a reclamar lo que legítimamente no se le debe deber. Tercero: Establecer reglas de conductas claras que le pongan freno a las vulgares caricaturas de asambleístas que se especializan en violar la majestuosidad de la Asamblea… al no saber qué otra cosa hacer para congraciarse con su cacique. Nadie le puede negar a los de Podemos su inmenso esfuerzo en buscar controlar los excesivos excesos de una absolutamente ilegitima totalidad.

Original post:
¡Mayoría, háganse respetar!